Retroceder   Solforo >
Deportes
> Champions League
Username
Password



Respuesta
 
Herramientas Desplegado
Antiguo 18/02/2021 a las 13:47 horas, Grazia  escribió lo siguiente:
  #1
Grazia
A por todas.... Siempre adelante....
 
Avatar de Grazia
 
Soy miembro desde el: 25/feb/2013
Ubicación: en varios sitios
Mensajes: 116.360
Gracias: 1.127
Agradecido/a 921 veces en 902 mensajes.
Poder de Credibilidad: 2461
Grazia tiene un espectacular aura a su alrededorGrazia tiene un espectacular aura a su alrededor
Predeterminado Sevilla 2 - Borussia Dortmund 3 (partido de ida)





De Jong da un hilo de vida a un Sevilla embestido por un soberbio Haaland


ANTONIO AGREDANO
Sevilla

Actualizado Miércoles, 17 febrero 2021 - 23:07

El Sevilla cae ante el Borussia Dortmund por 2-3 y se agarra a la eliminatoria gracias al gol del delantero holandés. La estrella del conjunto alemán suma 18 goles en 13 partidos en Europa


Luuk de Jong celebra su gol ante el Borussia Dortmund. Julio Muñoz EFE

El Sevilla palideció frente al Borussia Dortmund (2-3) en uno de sus peores partidos de la temporada. Los alemanes vencieron a los de Lopetegui, que acusaron los mazazos de Haaland, imperial y decisivo. El gol de De Jong en el 85 iluminó el partido de vuelta.

Ladró el Borussia Dortmund y mordió el Sevilla. En el minuto 6, tras un buen arranque visitante, Suso fintó en el gajo del área. Primero amagó el disparo con la buena, con su izquierda, luego se la acomodó en la derecha y pateó previsible pero con fe. Hummels, muy blando, algo tapado, envenenó la pelota, alojándola en la red de su portero, un desconcertado Hitz. Un despeje suicida. Tocaba trepar. La ensoñación local terminó mudando a pesadilla.

Jadon Sancho, con sus regates, con su agudeza, mantuvo el ánimo prendido en los suyos. Los dientes apenas se les habían clavado en la carne. No se les notó el gol en contra, al revés, les había incendiado las botas. Haaland hacía de pivote, devolviendo cada balón que recibía, bregando con los centrales, dulcificando el ataque de los alemanes. Incómodos los de Lopetegui; livianos, muy tibios, irreconocibles.

En el minuto 20, el noruego se descolgó hacia una banda. Recibió la pelota allí, lejana. La domesticó, la cuidó y se la regaló mullida y suave a Dahoud, que merodeaba el área rival. El centrocampista germano-sirio, con espacio, se preparó el disparo con primor culinario, a su amor, colocando el balón imposible para Bono, que voló en balde.

El tanto desmoronó al Sevilla, que olvidó el plan trazado. Ni presión, ni conquista en los costados, ni severidad atrás. Pura molicie. Apenas ocho minutos después, Haaland se adueñó de la bola, corrió hacia puerta sin ser trabado, regio, con Diego Carlos reculando, apavorado, metus reverentialis; el delantero se apoyó en Sancho, que se la devolvió con precisión, sorteando a la retaguardia blanquirroja, dejándolo completamente solo frente a Bono. No perdonó. Qué gran balonmanista perdió Noruega. Jugada de parqué, de veinte por cuarenta. Si le hubiera derribado un contrario, habrían pitado siete metros.

Una cosa es la superioridad y otra, la tragedia. El Sevilla era de arcilla. Los de Erin Terzic olisquearon el desconcierto y presionaron con rabia. Papu Gómez perdió un balón en el centro del campo. El BVB montó una contra feroz. Reus arrastró el esférico hasta el área de Bono y cedió a Haaland que, oh sorpresa, volvió a ser inclemente, batiendo al marroquí con un disparo cruzado y raso.

Se les había ido el partido a los nervionenses ante la exhibición de la otra gran bestia europea, que pareció responder a Mbappé. Lleva el chico 18 goles en 13 partidos en Champions. Y tiene 20 años. Unos números sin comparación posible. El descanso fue una toalla sacudida frente al rostro, algo de aire tras la somanta.

Rakitic cedió su puesto a Gudelj tras el entreacto. Lopetegui quería taponar la hemorragia, agarrarse al partido como el Coyote a la rama. Empezó Papu muy activo, habituado ya al extremo, buscando a un En-Nesyri traslúcido durante la primera mitad. Pero nada funcionaba. El jabeo de los suyos en los primeros minutos tras la reanudación terminó de desquiciar a Lopetegui, que miraba el reloj ofuscado. Munir, De Jong y Óliver Torres entraron en el campo, trocando la punta de ataque sevillista. Insustancial y desesperante frente a la defensa del Dortmund, a priori, uno de sus puntos débiles.



Mi Firma

G R A Z I A
Grazia está desconectado   Responder Citando
Subir


Respuesta

Herramientas
Desplegado

Permisos para publicar mensajes
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los BB code están Activado
Los Emoticones están Activado
El código [IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al foro


La franja horaria es GMT +2. Ahora son las 09:54.


Powered por vBulletin™ Version 3.8.4
Copyright © 2021 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
Traducido por vBsoporte - vBulletin en español
Style "Blue-sun" By: elduque para Solforo